• Se abrirán los canales adecuados de análisis para que la militancia exprese de manera clara y sin censura, qué es lo que tiene que cambiar y que preservarse

 

 

Villahermosa, Tabasco.- Tras los resultados de las elecciones del pasado primero de julio, en un ejercicio democrático sin precedentes que tiene como objetivo construir, preservar lo que funciona y cambiar lo caduco, lo que ya no encaja con las nuevas realidades políticas y sociales del país, el Presidente del CDE del PRI, Pedro Gutiérrez Gutiérrez, encabezó la instalación de la Comisión Estatal para la Reconstrucción del Partido Revolucionario Institucional.

 

Respaldado por la Secretaria General del CDE, Gloria Herrera, ex dirigentes del PRI en Tabasco, entre otros liderazgos que se dieron cita a esta reunión, Pedro Gutiérrez precisó que la función principal de la Comisión será la de organizar, recabar, analizar, procesar y redactar, la propuesta de la militancia y los cuadros del PRI en Tabasco, sobre las reformas a los documentos fundamentales que habrán de dar paso a la configuración del partido que requiere el momento político que vivimos.

 

Para ello, señaló, fueron invitados los ex presidentes del partido, así como la representación de los sectores, organizaciones y organismos especializados, quienes con su presencia en este encuentro, serán quiénes, en coordinación con los comités municipales, “abran los canales adecuados de análisis para que la militancia exprese de manera clara y sin censura alguna que es lo que tenemos que cambiar y que es lo que tenemos que preservar en el PRI”.  

 

Cabe mencionar que la decisión de quién debe presidir la Comisión, la creación de un secretariado técnico y la forma en que habrá de conducirse y organizarse internamente para escuchar todas las voces del partido, será potestad de quienes la integran.

 

Refirió que se atiende con ánimo de unidad, la convocatoria del dirigente nacional del PRI, René Juárez Cisneros, para que este ejercicio democrático sea el paso en la dirección de atender las causas en las que debe caminar el partido.

 

Dejó en claro que no se pretende crear un muro de lamentaciones, un tribunal de horca y cuchillo o una corte celestial en donde se decrete quienes son los buenos y quienes los malos, toda vez que el objetivo es abrir un espacio privilegiado de reflexión dentro del partido, en donde prevalezca la inteligencia para analizar a profundidad que debe quedarse, que debe desaparecer y que debe crearse.

 

En este contexto, dijo, no hay excepciones, todos los temas deben observarse con capacidad analítica: Debemos preguntarnos y establecer una posición si es o no necesario cambiar el emblema del partido; Fijar una postura en cuanto a nuestros procesos de elección interna para elegir dirigentes y postular candidatos que siempre han sido un “talón de Aquiles” para la unidad interna; Preguntarnos si queremos seguir siendo un partido de estructuras o debemos convertirnos en un partido de cuadros; Si es el momento de desburocratizar al partido y convertirnos en un partido ágil y pragmático.

 

Además, indicó, debemos fijar postura si es el momento de terminar con el criterio de que en razón de que somos un partido nacional, las principales decisiones políticas y económicas deben seguir siendo exclusivas del CEN del partido o es necesario descentralizar competencias y por tanto, sí es el momento de darle mayor autonomía a los comités municipales y comités directivos de los estatales.

 

Estableció que entre otras interrogantes, es fundamental analizar si es necesario desaparecer el sistema de cuotas del partido que obliga a cualquier militante a pagar si quiere ser dirigente, candidato o miembro de los consejos políticos, cuando la realidad económica de muchos no le permite ese derecho que se ha convertido en privilegio o si ¿Debemos o no adecuar nuestro sistema de justicia partidaria para que los procedimientos que recaigan en los que se fueron o traicionaron al partido se resuelvan de manera expedita y evitar juicios engorrosos?

 

Esas y otras muchas interrogantes y temas seguramente surgirán y deberán plasmarse en el documento final a discutirse en la próxima Asamblea Nacional del partido que es el único órgano facultado para modificar las reglas internas, subrayó el dirigente del priísmo tabasqueño.

 

“La transformación del PRI debe de ser una respuesta puntual al mensaje que los ciudadanos nos enviaron en las urnas el 1 de julio”, manifestó al tiempo de expresar que la transformación estructural del partido pasa obligatoriamente por el cambio de actitudes y de prácticas políticas.

 

“La cuarta transformación del partido debe ir acompañada necesariamente de un cambio de actitudes de dirigentes, cuadros, militantes y gobernantes.  La norma sin la acción consecuente es inútil y en eso también deberán trabajar los órganos de formación ideológica del partido”, señaló durante el encuentro celebrado en la sede priísta.

 

Llamó a la militancia del PRI en Tabasco, a ser un actor protagonista y vanguardista en esta importante etapa.

https://i1.wp.com/www.revistagestionempresarial.com.mx/secciones/wp-content/uploads/2018/07/IMG-20180715-WA0030.jpg?fit=1024%2C682https://i1.wp.com/www.revistagestionempresarial.com.mx/secciones/wp-content/uploads/2018/07/IMG-20180715-WA0030.jpg?resize=150%2C150adminDe EstadoGourmetUncategorized  Se abrirán los canales adecuados de análisis para que la militancia exprese de manera clara y sin censura, qué es lo que tiene que cambiar y que preservarse     Villahermosa, Tabasco.- Tras los resultados de las elecciones del pasado primero de julio, en un ejercicio democrático sin precedentes...Acontecimientos más Importantes