Aprende a reconocer lo que sí tienes, lo que sí haces, por ejemplo, cuando cumples con una tarea encomendada, cuando te corresponde proveer y tan sólo lo haces. Eso es sumar. 

 Por: Julio Sarracino 

“El tema que te decía es el de “suma, no restes”  y es aplicable a todos los aspectos de nuestra vida…”. El anterior es uno de los múltiples mensajes vía WhatsApp entre Dulce Flores, directora Editorial de GE y un servidor. Y así, así surgen temas como el que abordaré en esta ocasión. ¿Para qué hago público esto? Para enviar mi reconocimiento desde aquí, al equipo de esta publicación periódica con el que hacemos “Vida”, en los sentidos figurado y literal.  

Sumar es añadir, agregar. Agregar sonrisas a la vida. Cuando apenas era un niño escuché decir a un prestigiado locutor de la radio en Tabasco que “la sonrisa es la chispa que derrite el hielo de la desconfianza”. Me he apegado a esa “máxima” y procuro a diario que mis consultantes también lo hagan. No pares, no lo hagas, aumenta la dosis de ser necesario, permite que fluya esa reacción natural, humana. Sonreír es un gesto que puede denotar felicidad y traerá beneficios a tu salud y a la de quienes están a tu alrededor.  

Otra forma de sumar es siendo generoso, apoyando a los demás. Apoyar significa dar lo que esté al alcance de tu mano, de tus posibilidades. Los extremos son insanos y a veces he escuchado a algunas personas, que dan todo o nada. Dar todo no es ser generoso, dar todo puede dejarte vacío, por lo tanto, da y sin embargo, modula el sí. Ten presente que cuando a todos le dices que sí, a alguien le estás diciendo que no: a ti. Se trata de sumar, no de restar, sin violentarte.  

Irina mi gata, ronronea y en algún momento eso me generó curiosidad y me di a la tarea de investigar para qué lo hacen, descubrí que esa vibración sonora, entre otras cosas, es una forma de expresar bienestar. Los animales lo hacen, vibran ¿y tú? ¿Cómo expresas tu energía? Esa que llevas ahí en tu interior, esa fuerza de voluntad, que es más poderosa que cualquier otra. Estoy cierto que hay en ti esa capacidad de estar presente con tu pareja, con tus hijos, amigos o empleados. Aprende a reconocer lo que sí tienes, lo que sí haces, por ejemplo, cuando cumples con una tarea encomendada, cuando te corresponde proveer y tan sólo lo haces. Eso es sumar. 

 

Puntos importantes parcultivar una actitud positiva 

  • Observa las situaciones del día a día, desde diversas perspectivas 

Si lo haces también tomarás decisiones acorde a las circunstancias. La actitud positiva se sustenta mucho en poder observar qué factores podemos modificar, en qué podemos incidir para que sea diferente el resultado. Einstein dice al respecto que la “locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” 

  • Pon tención a tus pensamientos 

Es distinto pensar que algo no salió como esperabas porque no soy inteligente, a pensar que no me preparé lo suficiente o me falta recabar más información“Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto”: Henry Ford 

  • Revisa tu estado emocional 

Sin salud mental no hay salud real. Tu estado de ánimo influye de gran manera en la forma que aplicas para relacionarte y con las expectativas que te fijas 

  • Atiende tu comunicación verbal 

La comunicación es un proceso de retroalimentación. Como te comunicas tiende un puente entre las personas, crea realidades, transmite tu mirada al mundo, tu lenguaje interior, tus pensamientos. Con una actitud positiva creas lazos que  te  impulsa e impulsa a los demás. Cuida y se coherente con el uso de las palabras 

Inconformes anónimos  

Quejarse continuamente, permanecer malhumorado, “matar” el tiempo, victimizarte, la crítica hiriente y el egoísmo, son conductas que no construyen, restan. 

Suma, no restes. Sumar trae consigo beneficios personales y para los otros.  

No te salves 

“No te quedes inmóvil  

al borde del camino  

no congeles el júbilo  

no quieras con desgana  

no te salves ahora  

ni nunca  

no te salves…” 

 

Mario Benedetti 

 

https://i1.wp.com/www.revistagestionempresarial.com.mx/secciones/wp-content/uploads/2018/08/suma.jpg?fit=358%2C262https://i1.wp.com/www.revistagestionempresarial.com.mx/secciones/wp-content/uploads/2018/08/suma.jpg?resize=150%2C150adminContenidosUncategorizedAprende a reconocer lo que sí tienes, lo que sí haces, por ejemplo, cuando cumples con una tarea encomendada, cuando te corresponde proveer y tan sólo lo haces. Eso es sumar.   Por: Julio Sarracino  “El tema que te decía es el de “suma, no restes”  y es aplicable a todos los...Acontecimientos más Importantes